Atresplayer Premium » By Ana Milán » Noticias

Ya disponible en ATRESplayer PREMIUM

Avance del primer capítulo de 'By Ana Milán': La vida perfecta de Ana se rompe en pedazos

La actriz Ana Milán se ha convertido en todo un fenómeno viral durante los últimos meses, atrayendo a miles de seguidores a su cuenta de Instagram y haciendo más ameno el confinamiento a través de las anécdotas de su vida. Ahora, estas historias saltan a la ficción de la mano de ATRESplayer PREMIUM, donde ya está disponible su nueva serie original.

Publicidad

La actriz Ana Milán se ha convertido en todo un fenómeno viral durante los últimos meses, atrayendo a miles de seguidores a su cuenta de Instagram y haciendo más ameno el confinamiento a través de las anécdotas de su vida. Ahora, estas historias saltan a la ficción de la mano de ATRESplayer PREMIUM que estrena este domingo, 8 de noviembre, su nueva serie original, ‘By Ana Milán’.

Este nuevo proyecto de la plataforma de pago de Atresmedia, protagonizado por la propia actriz, está producido por Atresmedia Televisión en colaboración con Buendía Estudios y formará parte de la gran familia de producciones originales de ATRESplayer PREMIUM. La ficción también se podrá ver a través de la versión internacional de la plataforma.

‘By Ana Milán’ es una comedia basada en la vida real de la actriz Ana Milán, tomando como hilo conductor sus más famosas anécdotas contadas en estos últimos meses en sus redes sociales.

Sinopsis cap. 1: ‘Cuando me mataron’

Ana Milán vive feliz y enamorada de su Mario, su prometido. En su escalera se encuentra a una nueva vecina, Aurora, una joven estudiante de arte dramático, llorando: ha dejado a su novio, se ha mudado y no le ha dicho nada. Ana le quita importancia, que siga con su vida, porque lo que importa es ser feliz y hacer lo que uno quiera. Para Ana es fácil ser feliz, tiene un prometido que le espera en casa con un butacón nuevo y que le anuncia que Antena 3 va a financiar su película como director con Ana de protagonista. Pero cuando Mario desaparece sin dejar rastro, Ana empieza a volverse un poco loca…

En una humillante llamada a la cadena, descubre que no hay financiación, no hay película, no hay Ana en la pantalla grande… y encima no hay prometido. Por suerte, tiene a su fiel Rebeca, con la que intenta poner una denuncia por desaparición. Pero por mucho que Rebeca exagere con las horas que Mario lleva desaparecido, que diga que tiene un retrasito o que en realidad tiene 15 años, la denuncia no puede hacerse tan pronto.

Y por mucho que le rece al sepulcro de Lope de Vega o se encuentre a un joven igual que el dramaturgo con el que desahogarse, Ana ha entrado en barrena. Tanto que, vinito y porrito mediante, decide ponerse su inútil vestido de boda. Pero al caerse su copa de vino, lo quema con el porro y mancha la butaca.

Con esas pintas, vestida de novia, rímel corrido, algo perjudicada y con guantes de fregar, va al chino a por quitamanchas. Allí se encuentra con Aurora y le echa la bronca del siglo hasta que la joven, asustada, escribe a su exnovio.

Ana, a ritmo de Lady Gagá y con su estilismo, vuelve a casa intentando aparentar una dignidad que no siente… sobre todo cuando comprueba que Mario se pone en línea, lee sus mensajes… y se desconecta otra vez.

Publicidad